Los Pumas: Jugadores, aislados en Australia por incumplir los protocolos sanitarios

Acusados de violar los protocolos sanitarios por la pandemia del coronavirus, seis jugadores de Los Pumas y dos integrantes del staff quedaron aislados en Kingscliff, Australia.
30 09_5 los pumas

Los involucrados aparentemente asistieron a una excursión a Nueva Gales del Sur, rompiendo la normativa, por lo que no podrán participar del encuentro ante el local por el Rugby Championship que se disputará este sábado en Goal Coast.

Los rugbiers argentinos aislados son Sebastián Cancelliere, Joaquín Díaz Bonilla, Felipe Ezcurra, Pablo Matera, Santiago Medrano y Santiago Socino, quienes no se alistarán en el último compromiso del equipo albiceleste en el certamen. También están involucrados el mánager Lucas Chioccarelli y el analista de video, Rodrigo Martínez.



De acuerdo con Doble Amarilla, el diario australiano Courier Mail comunicó que “jugadores e integrantes del staff de Los Pumas” no pudieron regresar a la concentración, al no poseer la “documentación correspondiente a raíz de las restricciones sanitarias”, impuestas por el gobierno local.

Al respecto, la Unión Argentina de Rugby (UAR) emitió un comunicado para informar que los jugadores están “en perfecto estado de salud, alojados en un hotel de la zona, a la espera de que sea resuelta su condición”.

 El Comunicado de Los Pumas

La UAR informa que un grupo de 6 jugadores y 2 miembros del staff del equipo de Los Pumas que está en Australia con motivo del Rugby Championship, se encuentra circunstancialmente en el estado de New South Wales, luego de haber realizado un viaje en su día libre, por lo que debido a las restricciones sanitarias del COVID-19, por el momento no pueden regresar a Queensland.

Los ocho miembros del equipo son Sebastián Cancelliere, Lucas Chioccarelli (manager), Joaquín Díaz Bonilla, Felipe Ezcurra, Pablo Matera, Rodrigo Martínez (analista de video), Santiago Medrano y Santiago Socino.

Todos se encuentran en perfecto estado de salud, alojados en un hotel de la zona, a la espera de que sea resuelta su condición. Por el momento, su única limitación es la imposibilidad momentánea de traspasar la jurisdicción estatal para volver a reunirse con el resto de los integrantes que permanece en Queensland.

La UAR está poniendo como prioridad absoluta resolver este inconveniente. Para ello, está realizando todas las gestiones necesarias a nivel institucional y prestando toda la asistencia para facilitar el regreso de los jugadores y staff a la mayor brevedad posible. En forma paralela ha iniciado un proceso interno para esclarecer lo acontecido y determinar las responsabilidades correspondientes.

Por último, la UAR aclara que, en virtud de esta situación, los miembros de la delegación afectados no podrán participar del próximo partido, el cual se encuentra pautado para el sábado 2 de octubre.

Te puede interesar