Sabores: Cerdo agridulce

Sabores 28/09/2020 Por ultimas24.com
26 09.8 cerdo agridulce9

Ingredientes para Cerdo agridulce
500 g. de lomo o pieza de magro de cerdo
Para la salsa: 5 cucharadas de agua y una cucharada de azúcar
1 cucharada de vinagre de arroz
3 cucharadas de ketchup o salsa de tomate
½ de salsa inglesa Lea & Perrins
Para el marinado: 4 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de almidón de maíz
½ vaso de vinagre de arroz
Salteado de verduras: 1 diente de ajo
Una rodajita de jengibre fresco
1 cebolleta
½ pimiento rojo
½ pimiento verde
Para el rebozado del cerdo: 1 huevo
60 g. de harina de trigo común 00
½ cucharadita de levadura química en polvo o polvo de hornear
30 g. de almidón de maíz o maicena
Aceite de oliva virgen extra suave o aceite de semillas (girasol por ejemplo)

Cómo preparar cerdo agridulce o Tang Cu Li Ji (糖醋里脊)

Os presento una receta muy fácil de la cocina china de Zhejiang, que es una de las ocho cocinas principales de China. Un plato de cerdo con un color rojo brillante, sabor agridulce y crujiente por fuera y tierno por dentro. Simplemente delicioso. También podéis variar la receta añadiendo piña, con lo que tendrías cerdo agridulce con piña o Gu Lao Rou (咕噜肉).

La carne de cerdo es un ingrediente tan habitual en nuestras recetas de carne que a menudo pensamos que no puede ser parte de platos distintos. Incluso que para prepararlos hacen falta muchos conocimientos y otros ingredientes difíciles de conseguir. En realidad no tiene por qué ser así. Sin ir más lejos, esta receta de cerdo agridulce que vamos a preparar hoy es un clásico de los restaurantes chinos que podemos hacer nosotros mismos, en casa.

Uno de los clásicos de la comida china en Occidente, después del arroz tres delicias, el rollito de primavera, el pollo con almendras o el chop suey. Es un plato que dejará a vuestros invitados con la boca abierta. Sólo tenemos que seguir los pasos y conseguiremos un auténtico bol de cerdo agridulce para chuparse los dedos.

Salsa agridulce para la reducción final
Lo primero es preparar la salsa que reduciremos al final de la receta.
Para que esté lista desde el principio. Mezclamos con la ayuda de una varilla 3 cucharadas de Ketchup, 1 cucharada de vinagre de arroz, 1 cucharada de azúcar (podemos emplear miel), ½ cucharada de Lea & Perrins y 5 cucharadas de agua.
Si disponemos de salsa de ostras y salsa de ciruelas, usamos una cucharada de cada una y sólo 3 de agua. Reservamos.

Marinado del cerdo agridulce
Cortamos el lomo en dados de algo más de un centímetro. Preparamos el marinado para la carne en un bol. Mezclamos 4 cucharadas de salsa de soja, ½ vaso de vinagre de arroz y 1 cucharada de almidón de maíz.
Sumergimos la carne en el marinado y la dejamos reposar 3 horas en la nevera. De tanto en tanto nos aseguramos de que sigue cubierta por la salsa (la sumergimos si no es así).
Para preparar el rebozado mezclamos en un plato los siguientes ingredientes. Unos 60 gramos de harina, 30 gramos de maicena, 1 huevo y ½ cucharadita de levadura en polvo. Mezclamos bien y reservamos.
Al cabo de las tres horas sacamos la carne de la nevera, la escurrimos y rebozamos. Freímos los dados en abundante aceite muy caliente. Los vamos retirando a medida que se doran a un plato cubierto con papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. Reservamos.
Cocción y presentación final del cerdo agridulce
En una cazuela, doramos en un chorro de aceite el diente de ajo y una rodaja de jengibre. Ambos pelados y picados muy finamente a fuego medio (5 sobre 10).
Cortamos la cebolleta y medio pimiento de cada color en trozos aproximadamente cuadrados de algo más de un centímetro de largo. Los incorporamos al ajo y al jengibre.
Cuando la cebolleta y los pimientos están salteados. No esperaremos a que se hagan por completo para que mantengan su textura y estén al dente. Incorporamos la salsa del punto uno y bajamos el fuego. Removemos para que reduzca sin pegarse.
Cuando la salsa ha cogido cuerpo, echamos la carne. Removemos con cuidado para no romper el rebozado y dejamos que se haga todo junto un minuto o dos a fuego medio. Si vemos que queda poca salsa o muy espesa, podemos añadir un poco de agua para aligerarla, siempre os quedará de rechupete.
Así que servimos inmediatamente (mejor si es en un bol) y nos disponemos a saborear un plato muy completo… Y ¡muy divertido! Os aseguro que está delicioso, ¿os atrevéis con él?

Te puede interesar