La mamá de Mía rectificó sus denuncias sobre las "coimas"

Policiales 03/09/2021 Por ultimas24.com
"RECONOZCO HABER COMETIDO UN GRAVE ERROR", DIJO VANESA C. EN LA TARDE DE AYER
multimedia.grande.87b09b2bf7c860db.31332d4c61206d616dc3a1206465204d69612d204e4f5441203335323333325f6772616e64652e77656270

En horas de la tarde de la jornada de ayer, Vanesa Carrasco, la mamá de la niña de 7 años presuntamente abusada en el Colegio San José -Mía-, hizo público un comunicado a los medios de comunicación de la ciudad donde se rectificó de sus dichos en entrevista periodística al medio radial Aire de Santa Fe de la capital provincial donde había acusado al Obispado de Rafaela de pagar "coimas" a sus abogados particulares para que abandonen el caso, renuncia que si ocurrió entre viernes y sábado de la semana pasada.
Cabe destacar que la mamá emitió el comunicado en horas de la tarde de ayer, luego de que durante la mañana hiciese declaraciones públicas al programa que conduce el periodista Néstor Clivatti de Radio El Espectador de esta ciudad, su ex abogado Carlos Farías Demaldé, a quien previamente había acusado de un ilícito -recibir "coimas"-.
Anteriormente, el Obispado de Rafaela -también a través de un comunicado- negó "rotundamente tales afirmaciones" -refiriéndose a los dichos sobre haber pagado "coimas"- a la vez que los abogados señalados, Carlos Farías Demaldé y José María Silvela también habían rechazado categóricamente esas afirmaciones por lo que la mamá de Mía debió rectificarse ante hechos que nunca constó que hayan sucedido en ningún momento.

EL COMUNICADO
El texto del comunicado de Vanesa dice textualmente que: “Haciendo uso del «derecho a réplica», sobre la publicación de informaciones inexactas y/o agraviantes emitidas a través de medios de difusión; me presento ante ud/s, para rectificar las declaraciones vertidas el día sábado 28 de agosto de 2021, a través del medio de comunicación ‘Aire de Santa Fe’, en el cual manifesté que los abogados Carlos Farías Demaldé y José María Silvela, habían sido «coimeados» por el Obispado de Rafaela, en el marco de su actuación profesional en la que los mismos nos representaban como querellantes, por la denuncia de un delito contra la integridad sexual en perjuicio de mi hija".
Asimismo, prosigue expresando que: “publicación ésta que se replicó en medios nacionales, provinciales y locales. Asimismo, aclaro que ambos profesionales habían renunciado con antelación a ese día, y teníamos pleno conocimiento de ello”.
Finalmente aclaró que “considero correcta la actuación profesional de los mencionados abogados. En el marco de todo el desgaste emocional que implica esta situación para mí, como madre, reconozco haber cometido un grave error, inculpando indebidamente a ambos abogados, que reparo mediante estas líneas (sic), firmando Vanesa Soledad Carrasco”.

DECLARACIONES
DEL EX ABOGADO
Como dijimos, la rectificación de Vanesa Carrasco ocurrió en horas de la tarde de ayer, y en horas de la mañana el ex abogado de la familia, Carlos Farías Demaldé dialogó extensamente con el programa que conduce el periodista Néstor Clivatti en Radio El Espectador de esta ciudad.
En la citada entrevista Farías Demaldé sostuvo que, sobre su salida de la causa, "a partir del momento en que efectué mi renuncia no me comuniqué con ningún medio de comunicación social y traté de mantenerme en reserva, pero la madre de la menor salió en un medio de la ciudad de Santa Fe dando cuenta de una situación que me llamó mucho la atención, porque nunca esperé que iba a expresarse de esa forma después de toda la labor que nosotros desempeñamos a la par. Esa noticia se replicó en los medios locales que se hicieron eco de la expresión puesta de manifiesto [por la madre] y así fue que el propio Obispado salió a repugnar la acusación y manifestar que ellos en ningún momento habían realizado ningún tipo de 'arreglo' o la palabra que utilizó ella, 'coima'".
"Tanto yo como mi colega -continuó- nos sentimos muy dolidos por las expresiones de la mamá de la menor y a partir de ese momento hemos intimado a ella para que se rectifique de las afirmaciones que hizo, porque además de ser falaces, hizo referencia a cuestiones que han ofendido nuestro decoro y han manchado nuestro reconocimiento como profesionales del derecho".
Agregó: "Estamos en tratativas para que se lleve a cabo el derecho de réplica en el que le vamos a dar la posibilidad a esta persona para que se retracte y disculpe públicamente por el mismo medio y forma en que lo llevó a cabo".
Sobre los motivos de la renuncia, Farías Demaldé sostuvo que, "nosotros pusimos el mayor empeño en llevar a cabo todas las medidas concernientes a que se llegue a la verdad. Y a veces, en algunas circunstancias la verdad no es querida, y ahí surgen ciertos temblores en la comunicación entre los querellantes y en este caso, nosotros; y ante la diferencia de criterios hace que no pueda ser viable continuar con la representación [...] No quiero tampoco entorpecer la labor que está llevando la Fiscalía, hasta ahora impecable".
Sobre lo que pudo probarse hasta el momento el abogado Demaldé señaló que, "se han recolectado múltiples evidencias entre ellas las entrevistas en Cámara Gesell a la menor, a unas compañeritas de ella, constataciones judiciales, pericias, inspecciones oculares, innumerables entrevistas a todo el personal; se pudieron recomponer algunos registros fílmicos. Son muchas las evidencias que hay y quien va a hacer una valoración de esas será un juez".
Ante la consulta de si confía en que se llegará a la verdad, el letrado sostuvo que, "Yo creo que sí. Confío en la Justicia y se que se va a llegar a la verdad, indudablemente que si y se va a determinar que fue lo que pasó con la menor. Con mi socio, Silvela, siempre propugnamos llegar a la verdad. Y cuando hablamos de impunidad no necesariamente tiene que haber una persona detenida, a veces el descubrimiento de la verdad no necesariamente tiene que conllevar a que una persona quede como responsable de un ilícito".
Por último, sobre si "el hecho existió", Demaldé aseveró: "No se lo puedo decir hasta tanto no se termine con toda la investigación".

Fuente; diario La Opinión