Facundo Moyano renunció a su banca de diputado nacional

Actualidad 12/08/2021 Por ultimas24.com
Después de casi diez años como diputado nacional, Facundo Moyano dejará a partir de hoy su banca en el Congreso por el Frente de Todos. Consensuó su salida con Hugo Moyano, su padre y referente sindical, y con Sergio Massa, una suerte de padrino político.
12 08_1 Facundo-Moyano

Pasó hoy por la Casa Rosada y tuvo un cara a cara con Santiago Cafiero para argumentar su decisión. Su renuncia abre un interrogante en el vínculo entre el Gobierno y el jefe de los camioneros, quien ya manifestó entre sus allegados cierto malestar con el kirchnerismo por cómo se resolvió el reparto de las candidaturas.

Facundo Moyano no encuentra ya en el Congreso un sitio de influencia y construcción de poder. Es escaso su diálogo con Máximo Kirchner, el jefe del bloque del oficialismo, y no comulga con la presidenta de la comisión de Legislación del Trabajo, la camporista Vanesa Siley.

Esa mezcla de desgano y desazón, se refleja en el mensaje que divulgó en redes sociales para anunciar su renuncia a la Cámara de Diputados, adonde llegó en diciembre de 2011 de la mano del kirchnerismo.

Moyano era uno de los 12 legisladores de extracción sindical. Su banca sería ahora ocupada por Lucio Yapor, un militante de La Cámpora de Chivilcoy. Entre sus últimos proyectos presentados se encuentra el de la estatización de dos autopistas importantes e incorporar a su gremio en la participación accionaria.

Lo empujó sin el acuerdo político de su bloque, como lo hizo tantas veces con otras iniciativas que no prosperaron, como medidas vinculadas a la informalidad laboral, al impuesto al salario o algo más de nicho como la democratización interna de los gremios.



Las diferencias de Facundo con el kirchnerismo no son nuevas y estuvieron siempre atadas a la tensión que guía desde hace años la relación entre su padre y Cristina Kirchner.

A los diez días de haber asumido su banca por el Frente para la Victoria, en diciembre de 2011, Moyano padre rompió su alianza con el Gobierno con el argumento de que el PJ era “una cáscara vacía”. El impuesto a las ganancias había sido otro de los fusibles.

Dos años después, el Moyano diputado se enroló en el Frente Renovador. Si bien no pertenece a ese espacio, orbita entre los dirigentes que tienen a Massa como faro de referencia. Sucede algo similar con otros sindicalistas que encontraron cobijo en el tigrense tras chocar desencantados con el silencio de un sector del oficialismo.

El teléfono del presidente de la Cámara de Diputados sonó más de lo habitual tras el cierre de listas: tanto Moyano, como los caciques de la CGT, se vieron relegados de las candidaturas del Frente de Todos y advirtieron que no asumirán un rol activo en la campaña electoral.

Hugo Moyano había hecho gestiones para que su hijo Huguito fuera considerado como candidato a legislador provincial en Buenos Aires. También pidió por Damián Comas, un dirigente camionero del partido de La Costa. Ambos habrían sido vetados desde el Instituto Patria, barruntan en el moyanismo.

El jefe camionero evalúa por estas horas hacer público su malestar. La falta de diálogo con el poder fue el principio del quiebre con Cristina, hace diez años. Hoy encuentra similitudes con aquellos tiempos de tensión a pesar de haber sido endulzado por Alberto Fernández como “un dirigente ejemplar”.

El mismo ninguneo que percibe Moyano lo sienten en la CGT. La inclusión del bancario Sergio Palazzo como candidato a diputado nacional no fue considerada como un guiño al sindicalismo cegetista. Menos todavía las postulaciones de Siley y Hugo Yasky, que irán por la renovación de sus bancas.