Santa Fe: Condenaron a un hombre por la portación de un arma de fuego de guerra

Justicia 01/04/2021 Por ultimas24.com
01 04_2 tribunales santa fe

Un hombre de 26 años identificado como Rodolfo Miguel Galván fue condenado por haber portado un arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal en un bar ubicado en la zona oeste de la ciudad de Santa Fe en 2019.

La pena es a tres años de prisión de ejecución condicional y fue resuelta por el juez Pablo Busaniche en un juicio oral y público que finalizó hoy en los tribunales de la capital provincial. El magistrado también ordenó el decomiso del arma que le fue secuestrada oportunamente a Galván.

Los fiscales que representaron al MPA en el debate son Agustín Nigro y Estanislao Giavedoni, quienes dijeron que aguardarán los fundamentos del fallo del juez.

No obstante recordaron que “en nuestros alegatos solicitamos cinco años de prisión de cumplimiento efectivo” y adelantaron que “apelaremos la sentencia”.

“El juez entendió que con las pruebas quedó acreditado que el autor portaba el arma sin fines ilícitos”, señalaron los fiscales.

Sin embargo, desde la Fiscalía consideramos que portar una arma de fuego de gran poder ofensivo como una pistola calibre 9 milímetros, cargada y apta para el uso, sin la debida autorización legal, en horas de la noche en un bar – en una zona de la ciudad en la que son frecuentes las detonaciones y los robos cometidos con armas de fuego– son circunstancias que deben ser adecuadamente calibradas”, subrayaron los representantes del MPA.

Nigro y Giavedoni añadieron que “el trabajo de la Fiscalía se dirigió a demostrar la gravedad de este tipo de comportamiento y cumplir con el mandato legal que ordena su persecución y efectiva sanción”.

En la vía pública

“El delito fue cometido alrededor de las 21:30 del lunes 16 de diciembre de 2019 en un bar tipo pool ubicado en inmediaciones de Bolivia y Estrada, en el barrio Barranquitas”, explicaron los funcionarios del MPA.

También subrayaron que “de acuerdo al relato de uno de los testigos, el bar en el que Galván estaba con el arma es un lugar al que la policía concurre cuando se realizan tareas de prevención en la zona o por llamadas al servicio de emergencia 911 por las reiteradas detonaciones de arma de fuego en el barrio Barranquitas”.

Nigro y Giavedoni también detallaron que “el condenado está imputado en otras investigaciones en curso por ilícitos cometidos luego de la portación del arma por la que hoy se le impuso la pena”.

En tal sentido, aclararon que “estos hechos se investigan en el marco de un abordaje especial que realiza el MPA en algunos sectores del oeste de la ciudad de Santa Fe”.