Pedirán 16 años para policías por ilícitos mientras prestaban funciones en el Comando Radioeléctrico de Santa Fe

Justicia 21/03/2021 Por ultimas24.com
policia

   Los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez solicitarán penas de hasta 16 años de prisión para ocho policías que son investigados por la autoría de hechos ilícitos mientras prestaban funciones –entre 2016 y 2019– en el Comando Radioeléctrico de la ciudad de Santa Fe. Así lo plantearon ante el juez Rodolfo Mingarini en una audiencia preliminar realizada en los tribunales de la capital provincial.

            Hernández y Jiménez indicaron que “los acusados son siete hombres cuyas iniciales son OAG de 33 años; EMR de 43; JEP de 33; DJM de 43; WJAG de 40; GAG de 40; y FEA de 37” y agregaron que “también fue acusada una mujer de 35 años cuyas iniciales son TYR”.

Penas solicitadas

            Los funcionarios del MPA precisaron que “investigamos seis ilícitos que ocurrieron en la ciudad de Santa Fe entre 2016 y 2019”. Informaron que “OAG participó en todos los hechos y EMR en cinco, por lo que requerimos penas unificadas de 16 años de prisión e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo para cada uno de ellos”.

            “Para otros dos acusados –TYR y JEP– solicitamos ocho años de prisión por delitos contra la propiedad y por abusar de sus funciones como policías en 2018”, señalaron los fiscales.

            “DJM y WJAG, por su parte, están acusados por delitos cometidos en 2017 en perjuicio de un empleado del Servicio Penitenciario, al que agredieron físicamente y le provocaron diversas lesiones”, afirmaron. “Pedimos seis años de prisión para DJM y cuatro para WJAG. También solicitamos inhabilitaciones para que ninguno de los dos pueda ejercer cargos públicos por el doble de tiempo de su respectiva condena”, agregaron.

             Asimismo, Hernández y Jiménez manifestaron que “requeriremos penas de un año y tres meses de prisión para GAG y FEA, quienes son investigados por la tenencia indebida de un arma de fuego que fue secuestrada en un allanamiento realizado en 2019”.

            Por otro lado, los fiscales mencionaron que “los cuatro acusados para los que se  solicitan las penas más elevadas transitan el proceso judicial privados de su libertad, mientras que el acusado de iniciales DJM –que tiene antecedentes penales condenatorios– cumple 14 años de prisión por haber sido coautor de delitos contra la integridad sexual”.

Perro

            Hernández y Jiménez señalaron que “uno de los ilícitos ocurrió durante la madrugada del domingo 16 de septiembre de 2018. Tres hombres que estaban en la vereda de una casa ubicada en calle Padre Catena al 4.000 fueron abordados por los policías y se les realizó un cacheo”. Precisaron que “en ese marco, les sustrajeron una billetera con 13 mil pesos en efectivo”.

            Relataron que “inmediatamente después, sin orden habilitante ni justificación, los uniformados rompieron el vidrio de la puerta de ingreso al domicilio y lesionaron a una mujer”, y añadieron que “con un disparo de escopeta mataron al perro de la familia”.

            Los fiscales detallaron que “los acusados sustrajeron 60.000 pesos que estaban en una de las habitaciones”, y subrayaron que “los habitantes de la vivienda, entre ellos seis niños, no tuvieron posibilidad alguna de defenderse ante el ataque”.

            “Tras el robo, los policías privaron ilegítimamente de la libertad a uno de los hombres registrados previamente y le atribuyeron la portación de un revólver que no llevaba consigo”, afirmaron. “Tanto él como la víctima a la que le quitaron la billetera fueron aprehendidos por los acusados, quienes luego confeccionaron actas con declaraciones falsas”, agregaron.

Múltiples lesiones

            Los funcionarios del MPA se refirieron a otro de los hechos investigados. Indicaron que “el sábado 4 de marzo de 2017, cuatro de los acusados llevaron a cabo su accionar delictivo en la base del Comando Radioeléctrico, ubicada en la Avenida Blas Parera al 6.100”.

            “Los entonces miembros de la fuerza de seguridad agredieron con golpes de puño a un empleado del Servicio Penitenciario”, manifestaron. Expresaron que “la víctima resultó con múltiples contusiones y escoriaciones en diferentes partes de su cuerpo”, y agregaron que “los acusados le sustrajeron al hombre 900 pesos en efectivo y rompieron su teléfono celular”.

            “Luego del ataque, los policías mintieron a conciencia en un acta de procedimiento en la que quedó registrado que la víctima había incurrido en los delitos de atentado y resistencia a la autoridad”, sostuvieron.

Falsedades y omisiones

            “Los acusados también incurrieron en falsedades y omisiones en documentos públicos en otros tres hechos investigados”, expusieron los fiscales. Precisaron que “uno fue el martes 25 de octubre, cuando OAG y EMR golpearon con puños, pies y una varilla de metal a un hombre”.

            Manifestaron que “el ataque fue durante el traslado como aprehendido de la víctima y en la Seccional Séptima de la Unidad Regional I”. Agregaron que “mientras el hombre estaba herido y sin opciones de recibir atención médica, los policías mintieron a sabiendas en el acta de procedimiento”.

            Por otro lado, Hernández y Jiménez dijeron que “hubo otras dos víctimas que los acusados registraron en actas como si hubieran tenido armas de fuego en su poder cuando ello no era así”. En tal sentido, subrayaron que “quienes en esas oportunidades contaban con un revólver y una carabina sin la debida autorización eran los policías acusados”.

Otros seis condenados

            Los seis policías condenados son María Elena Bisegna de 44 años; Luis Javier Gorosito de 35; Walter Tobares de 39; Germán Scalcione de 34; Cristian David Toloza de 43 y Néstor Eduardo Sánchez de 46.

            A Bisegna se le impuso una pena de seis años y seis meses de prisión e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo. Por su parte, Gorosito, Tobares, Toloza y Scalcione fueron condenados a tres años de prisión de ejecución condicional y la reparación a las víctimas. Por su parte, a Sánchez se lo condenó a tres años de prisión de ejecución condicional y se le ordenó que pague una multa de 15 mil pesos.

Oficina de Prensa y Difusión MPA