El Papa Francisco anunció que se vacunará contra el COVID-19

General 10/01/2021 Por ultimas24.com
papa francisco vacuna

Será la semana que viene, y además el pontífice denunció, en una entrevista televisiva difundida parcialmente este sábado, el “negacionismo suicida” de los que se oponen a ese remedio contra la pandemia.

“La semana que viene empezaremos a hacerlo (vacunarse), ya tengo mi cita”, dijo en diálogo con la cadena italiana Canale 5. “Hay que hacerlo”, insistió el pontífice argentino, para quien “hay un negacionismo suicida que no consigo explicar”.

El pasado 2 de enero, el Vaticano había anunciado que comenzará su campaña de vacunación contra el COVID-19 a mediados de enero y que, en la misma, tendrá prioridad el personal sanitario y de seguridad pública, las personas mayores y los trabajadores en contacto con el público.

“La campaña de vacunación contra el coronavirus comenzará en los próximos días dentro del Estado de la Ciudad del Vaticano. Se espera que las vacunas lleguen en la segunda semana de enero, en una cantidad suficiente para cubrir las necesidades de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad de Vaticano”, explicó la Santa Sede en un comunicado.

Para la conservación de las dosis, se compró un refrigerador de temperatura “ultrabaja”.

El Vaticano ha aplicado una serie de medidas de prevención de contagios y las celebraciones de las Navidades se celebraron sin fieles. A finales de octubre, se decidió que las audiencias generales de los miércoles del papa Francisco volverían a ser sin fieles y a ser retransmitidas por Internet desde la biblioteca del palacio apostólico, después de que se detectara un caso de coronavirus en la que se celebró el 21 de octubre.

Un total de 501.683 personas han recibido ya la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus en Italia, según los últimos datos oficiales, mientras los expertos lanzan la alarma y piden al Gobierno medidas más restrictivas por la aceleración del crecimiento de los casos, que algunos médicos ya llaman “contagios panettone” porque son la consecuencia de las reuniones navideñas.

Del medio millón de vacunados, más de 300.000 son mujeres y cerca de 200.000 hombres, y por sectores más de 400.000 corresponden al personal sanitario, 56.000 a otro tipo de personal no sanitario como cuidadores de residencias y 30.000 ancianos que viven en ellas, los grupos que están en la primera fase de la campaña de vacunación.

Pero este proceso coincide con un empeoramiento de los datos de COVID-19 y un incremento de la velocidad de los contagios, según el Instituto Superior de Sanidad (ISS), que pide medidas más restrictivas.

De acuerdo a los últimos datos del ISS, la tasa Rt de transmisión del virus está por encima de 1 en la media nacional, y la incidencia acumulada por 100.000 habitantes en los últimos 14 días es de 313 como media.

Hay grandes diferencias entre regiones, y así el Véneto, en el norte, tiene una incidencia acumulada de 927 por cada 100.000 habitantes.