Reino Unido: Cómo es la corona usará el rey Carlos III

Curiosidades 06 de diciembre de 2022 Por ultimas24.com
El Reino Unido se prepara para la coronación del rey Carlos III, y ya designó qué corona usará para la ceremonia en la Abadía de Westminster de Londres.
06 12 22_5 corona carlos
Reino Unido: Cómo es la corona usará el rey Carlos III

A pesar de estar en medio de una crisis energética y de inflación como no se ha visto en años, el Reino Unido puso en marcha los preparativos para la coronación del rey Carlos III, sucesor de Isabel II, y esta semana se informó qué corona se usará para la ceremonia en la Abadía de Westminster de Londres.

"La corona de San Eduardo, una pieza central histórica de las Joyas de la Corona, ha sido retirada de la Torre de Londres para que se le puedan empezar a realizar modificaciones con vistas a la Coronación, el sábado 6 de mayo de 2023", informaron vía Instagram desde la Familia Real británica.

Por lo general, las Joyas de la Corona se encuentran en la Torre de Londres para su exhibición permanente.

Desde el perfil oficial de la Familia Real británica explicaron además que la corona de San Eduardo "es la que históricamente se utiliza en el momento de la coronación", como lo hiciera la reina Isabel II en 1953.

La corona fue forjada el rey Carlos II en 1661 como reemplazo de una corona medieval que había sido destruida en 1649, durante el período que se conoció como Revolución Inglesa.

"Se cree que la original", apuntaron desde Instagram, "data del siglo XI", los tiempos del rey Eduardo, el Confesor, descrito como "el último rey anglosajón de Inglaterra". 

"Aunque no es una réplica exacta del diseño medieval sigue el (patrón) original con cuatro cruces patadas y cuatro flores de lis, y dos arcos. Está compuesta por un armazón de oro puro con rubíes, amatistas, zafiros, granates, topacios y turmalinas incrustados, con una capa de terciopelo y una banda de armiño", detallaron en el sitio oficial de la institución del Reino Unido.

Siguiendo la tradición cargada de simbolismo -y de polémica por el origen de las piedras preciosas que adornan la corona-, Carlos III "también usará la Corona imperial del Estado" durante parte de la ceremonia en Londres.

La Corona imperial del Estado data de tiempos de la Reina Victoria y fue modificada por última vez en 1937 para el abuelo de Carlos III, el rey Jorge VI.

Esa corona es particularmente notable por la cantidad de piedras preciosas que contiene, incluido un diamante de 317.40 quilates extraído de una pieza más grande conocida como el diamante Cullinan, de Sudáfrica, el de mayor talla de la historia.

El "invierno del descontento"

Mientras en el Palacio de Buckingham se prepara para la coronación de Carlos III, el gobierno del Reino Unido, con el primer ministro Rishi Sunak a la cabeza, enfrenta un nuevo "invierno del descontento" con huelgas y manifestaciones como hubo en la década de los setentas debido a la crisis económica y energética.

Las demostraciones se suman a otra decena de medidas de fuerza en los servicios públicos en reclamo de mejoras salariales y de condiciones laborales, en medio de la crisis generada por la alta inflación.

Los miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte (RMT por sus siglas en inglés) confirmaron otra medida de fuerza que se realizará desde el 24 al 27 de diciembre, lo que, se espera provoque caos en uno de los periodos del año de más movimiento de personas.

Las huelgas se centran en las demandas de mejores condiciones de trabajo y aumentos salariales que se mantengan al día con el aumento de los precios.

Además. personal de enfermería, paramédicos, trabajadores del correo y profesores universitarios anunciaron medidas de fuerza, mientras el Gobierno se resiste a otorgar aumentos salariales con el argumento de que podrían impulsar aún más la inflación, que está en su punto más alto en 40 años, con un 11,1% anual en octubre.

Las huelgas se suman a otras medidas de fuerzas que se han registrado durante casi todo el año como consecuencia de la crisis del costo de vida en el país, debido a la alta inflación provocada en parte por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit), las secuelas de la pandemia y la crisis energética generada por la guerra en Ucrania.

Te puede interesar