Charla sobre Avicultura: “Tenemos que tomar decisiones y mejorar las formas”

El especialista de AviAr, Ing. José León, recomendó prestar atención a la funcionalidad de las aves y seguir esos parámetros para seguir mejorando la producción. Este año en la ExpoRural, del 7 al 10 de octubre en la SRR, expondrá a 284 ejemplares.
leon-aviar
Charla sobre Avicultura: “Tenemos que tomar decisiones y mejorar las formas”

El desarrollo de las especies se fue dando con el paso del tiempo, con mejoramiento genético que se adapta a la función o la utilidad de ese animal.

Mucho de eso es lo que cada año se ve en la ExpoRural de Rafaela y la región que este año cumplirá su edición 115°, del 7 al 10 de octubre y que tiene un anticipo con una agenda de charlas muy diversa.

Este jueves fue el turno de la avicultura, con uno de los destacados de las capacitaciones de cada año, desde que la virtualidad nos permite capacitarnos más ágilmente.

En la antigüedad el hombre comía pollo o huevos en otoño, “pero con el advenimiento de la revolución industrial y la aparición de los cultivos formales como el trigo y el arroz, los animales más granívoros fueron las gallinas, entonces picaron en punta en las principales regiones productivas, a partir de eso se desarrollaron líneas específicas para carne y huevos”.


Leer más  Boca ganó y quedó como único puntero de la Liga Profesional 


Así comenzó hablando el Ing. Agr. José León, de AviAr (Avicultura General Aplicada), en una charla dedicada a las aves de exposición.

“Los animales respondieron a cumplir una función, mucho antes de las leyes genéticas que conocemos hoy en día” y que permiten llegar a este momento superando incluso la etapa de las razas, sino las de las líneas genéticas.

Explicando que “las formas de nuestros animales son adecuadas para cumplir una función”, se detalló que en lugares fríos las gallinas por ejemplo tienen un destino de carne, con más plumas, más pequeños, mientras que en el calor son más altas. El aspecto de cada animal, según su propósito varía y cada animal según su función se puede describir técnica y científicamente, según los estándares.

Actualmente se están actualizando los estándares de las aves, para que cada uno compita dentro de su categoría, en base a parámetros que nos permitan tomar decisiones para poder cumplir con las funciones adecuadas.

En 2019 se empezaron a hacer estas actualizaciones sobre una base que databa de 1928, para incorporar razas que antes no existían, completar datos, corregir algunas categorías, e incluso modificar las valoraciones, mejorar los puntajes, en un proceso que sigue en marcha y que acepta todo tipo de aportes y conceptos, teniendo continuidad en octubre, cuando concluyan todas las exposiciones, ya que requiere del criterio de muchos jurados.

Para carne, “la avicultura resulta más eficaz, más eficiente y se logra en mucho menos tiempo que en otros animales”, haciendo alusión a la producción de carne en tres meses y en cuatro meses se logra la postura de huevos.

Un dato saliente es que para las ponedoras, con luz natural y artificial se lo estimula al animal durante 14 horas, para simular días más largos y que pongan huevos, mientras que se les oscurece el ambiente durante ocho horas para el descanso y cumplir con normas de bienestar animal.

En aves existe la funcionalidad, con ejemplares productores con estándares de la raza.

El empirismo, a través de los sentidos, permite evaluar el aspecto, pero que siempre debe corresponderse con la funcionalidad de la raza.

“Caer en el fatal pecado que es el preciosismo nos ha hecho hacer barbaridades en todas las razas, con diseños, colores que en la naturaleza no existen”, sostuvo León en cuanto a las falencias a la hora de evaluar en exposiciones.

Esa evaluación tiene escalas de puntos basados en aspectos como simetría, peso o tamaño, condición física, cabeza, cresta, pico, alas patas, plumas, en algunas razas desdoblando en hembras o machos, entre otros.

“El color pierde por goleada porque, no se come. La forma se come, se pesa, se mide, respeta la funcionalidad con la que el hombre desarrolló durante ocho mil años las razas de aves”.

León se dirigió directamente a los productores. “Tenemos que tomar decisiones y mejorar las formas, a largo plazo, para no ir por el rumbo equivocado”, pero sabiendo que “el animal perfecto no existe”.

De todas maneras, “falta poco para tener un programa de computadora que nos de todos los parámetros”, es por eso que el sector busca actualizarse e ir incorporando tecnología en todas sus áreas de trabajo.

Si bien “en cada jura es una lucha, porque hay jurados preciosistas y jurados funcionales, nos equivocamos como se equivocan todos”, pero se debe apuntar a mejorar el criterio a la hora de ver un animal, que en definitiva responde a una concepto clave que es que “en aves criamos lo que nos gusta”.

León es un divulgador que el sector avícola tiene de forma privilegiada y es quien valora el lugar que la avicultura tiene en cada exposición en Rafaela.

Cabe destacar que este año se podrán ver 284 animales que ya están inscriptos en aves, en la que es la 98° jura que se hará en la exposición, camino a celebrar el centenario de esta actividad en 2024, ya que en 1924 se había celebrado la primera exhibición y jura de carácter nacional.

Te puede interesar

Te puede interesar