Su papá murió sin reconocerlo como hijo, su abuelo pidió a la Justicia que sea reconocido como su nieto

Una jueza de Tucumán le reconoció a “Tomy” el apellido de su papá, quien no lo reconoció como hijo antes de morir, pero su abuelo fue a hacer la solicitud a la Justicia y logró sumarle el sello de la familia a su nombre.
BFHYI3KWY5HD5I6ZEZU5FX75VE
Su papá murió sin reconocerlo como hijo, su abuelo pidió a la Justicia que sea reconocido como su nieto

La100 - El hecho ocurrió en Tucumán. El padre de “Tomy” (seudónimo) falleció y no reconoció al pequeño como su hijo antes de morir, pero su abuelo decidió ir a la Justicia para que el nene tenga el apellido de la familia paterna, logrando con su cometido.

Mariana Josefina Rey Galindo, jueza perteneciente al juzgado de Familia y Sucesiones del Centro Judicial Monteros, Tucumán, fue la encargada del caso y falló a favor del abuelo en su búsqueda de “humanizar el derecho”.


27 05 22_3juegos infantilesLlamado a licitación para la adquisición de juegos infantiles

Después de entrevistarse con el grupo familiar, Rey Galindo decidió que Tomy lleve el apellido de su abuelo, con quien pudo ir construyendo una relación afectiva a pesar de que el padre del chico nunca reconoció su paternidad.

La presentación del caso se realizó tras la muerte del J.R. Ge, padre del pequeño. La jueza, tal como citó TN, expresó que “no se trataba de una filiación póstuma, sino de un proceso voluntario y no contencioso, en el que se conjugan como elementos constitutivos de la identidad la inscripción genealógica y el amor, unidos al derecho primordial a la ancestralidad”.

Más detalles

La magistrada reconoció que “el principal objetivo era que Tomy se sintiera 100% Ge”, siendo reconocido en la Justicia como parte de su familia paterna.

De hecho, la mamá del nene y Kike Ge, el abuelo que inició el reclamo, presentaron muestras de ADN para poder constatar, demostrar y establecer la conexión biológica entre Kike y Tomy.

Además, Rey Galindo decidió hacerle entender a Tomy su particular caso de la forma más didáctica y sencilla posible para un nene como él.

Es por ello que la magistrada grabó un video explicándole al pequeño toda la historia de su caso y por qué conservó el apellido a pesar de la muerte de su padre y el no reconocimiento.

“¡Hola, Tomy! Soy Mariana, la jueza, y te voy a acompañar en este viajecito al pasado tuyo y de tu abuelito”, arrancó la jueza antes de empezar a reconstruir la historia.

Te puede interesar

Te puede interesar