El pasacalle de “Belu” a “Martín” que hizo delirar a las redes: “si no es capricho, es amor”

Nadie sabe quién lo subió, ni cuándo, aunque se sabe que hasta la tarde de este domingo seguía ahí, colgado, algo abatido por el viento.
06 12_10 el-pasacalles-de-belu

En rigor de lo técnico, el pasacalles no es tal por su formato. El cartel fue colgado entre dos árboles de la misma vereda, por sobre el lugar que ocupa junto al cordón un contenedor de basura, testigo silencioso del recado escrito.

Apunta con toda su dimensión al edificio del otro lado de la calle, una construcción de seis pisos con dos departamentos en su fachada, con balcones.

El porqué es la comidilla de las redes, a donde desembarcó este viernes, con una foto subida a Twitter por la usuaria @marufeuer.


22 11_4 cartel 1La acusaron de “robamaridos” con un pasacalle y ella lo usó como adorno de cumpleaños

Desde entonces se volvió tendencia, con 32.100 me gusta, 2,900 retuits y más de mil comentarios, además de un sinnúmero de réplicas que robaron la foto para subirse a la ola viral.

En Twitter, hoguera de vanidades y tierra de especialistas en todo, una consigna sinuosa bastó para elucubrar teorías, plantear hipótesis y despertar la siempre bienvenida creatividad para el meme al paso y la humorada sobre lo que pasa al instante.


23 01_1 CARTEL VIRALCórdoba: Lo escracharon por infiel con un pasacalles

“No sé ni por dónde empezar, Martín”, escribió con picardía -y correcta distancia- la usuaria que abrió el juego al análisis del mensaje callejero, que fue leído en la red social con la toxicidad que parece esconder.

Es que, como una versión más moderna de las botellas con papelitos tiradas al mar, los pasacalles son un mensaje a alguien con pretensión de opinión comunitaria. Lleva la tentación del escrache y también la de cierta vanidad: querer que todos lo sepan. El destinatario, sus vecinos y, con suerte, el mundo.

Las redes dejaron entonces su resonancia, gracias al ojo curioso de Mariana Feuermann, que compartió la imagen en Twitter.

Te puede interesar