Tras diez días de puro teatro, finalizó el FTR21

Después de diez días de funciones en salas y al aire libre, seminarios de formación y actividades especiales, el FTR21 ofreció su función de cierre en el Predio de Roque Sáenz Peña, con un cálido marco de público y a puro humor, de la mano de “La medicina de Molière”.
WhatsApp Image 2021-11-07 at 22.18.23

Del 29 de octubre al 07 de noviembre, el Festival de Teatro de Rafaela desarrolló su decimosexta edición con la realización de más de cincuenta funciones de los veinte espectáculos incluidos en su grilla de programación. Su décimo día se llevó adelante con la reprogramación de la función suspendida el viernes 05/11 por mal clima de “Frutos del Bosque”, producto del Laboratorio de Creación Escénica Teatro Jóvenes,  a cargo de Emmanuel Calderón; continuó con la función oficial de “Sueño”, por Compañía Criolla (Buenos Aires), a las 19:30 en el Bosque Besaccia; dos funciones del Laboratorio de Creación Escénica Teatro I “Los encuentros”, a las 19:30 y a las 21:30 en Casa Elefante, con dirección de María Marull y Paula Marull; y el convocante cierre en el Escenario Móvil emplazado en el Predio de Roque Sáenz Peña, de la mano de la compañía rosarina Academia del Humor con su obra “La medicina de Molière”.

Organizado por la Municipalidad de Rafaela y con un formato diferente al de las quince ediciones anteriores, el FTR21 propuso una programación de gran jerarquía, con una fuerte apuesta a la producción local a través de la realización de cuatro Laboratorios de creación escénica que estrenaron sus producciones en el marco del evento, con gran acompañamiento y muy buenas críticas. Además, contó con la realización de dos seminarios de formación: “Vestir la identidad”, a cargo de Uriel Cistaro, y “Rítmica en escena”, a cargo de Emmanuel Calderón. Y con sus ya clásicas “Rondas de devoluciones” en las cuales la prensa especializada, los elencos y el público dialoga y reflexiona sobre los espectáculos vistos en la jornada anterior. 

Signada por la realización de espectáculos al aire libre (que en algunos casos debieron reprogramarse debido al mal clima), esta edición del FTR se realizó bajo el concepto “Una ciudad en escena”, que pudo reflejarse en la llegada del Festival a espacios como el Anfiteatro Alfredo Williner, el Bosque Besaccia, la Sociedad Rural (tanto en su predio exterior como en su Salón de Industrias), el Predio de Roque Sáenz Peña, Casa Elefante y las clásicas salas rafaelinas del Teatro Lasserre, el Centro Cultural La Máscara y el Cine Teatro Municipal “Manuel Belgrano”.

Así, tras un año de distancia –debido a la suspensión del FTR20 por la pandemia de COVID-19- el FTR21 volvió a reencontrar a artistas de la escena nacional con público local y la producción rafaelina, posicionándose además como uno de los eventos más trascendente de la región, al que se sumaron las subsedes Suardi y Ataliva, que recibieron 5 obras en esta 16ta edición. El público de la ciudad y de la región pudo tomar contacto con artistas provenientes de Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Rosario y de nuestra ciudad.

El FTR21 concluyó su última jornada con un breve acto de cierre previo al inicio la última función en el Predio de Roque Sáenz Peña, del cual participaron el intendente de la ciudad Luis Castellano, el secretario de Cultura de Rafaela Claudio Stepffer, el director artístico del Festival de Teatro de Rafaela Gustavo Mondino, autoridades, prensa y referentes del teatro y la cultura local.

El acto dio inicio con la proyección de un video que resume lo vivido por el público durante los diez días de un festival que puso a la ciudad en escena. Dicha proyección incluye también el relato de artistas que visitaron la ciudad y manifestaron sus experiencias, así como también de los y las artistas locales que fueron protagonistas de esta edición.

Luego, el Secretario de Cultura de Rafaela tomó la palabra y destacó: “Gracias por estar aquí compartiendo esta función de cierre y también por habernos acompañado y haber participado de estas 10 maravillosas jornadas de esta edición; una que se salió del molde por muchas razones: no duró 5 o 6 días como siempre, duró 10 y se hizo en un contexto de pandemia. Todo esto ha hecho necesario redoblar los esfuerzos. Por eso, en estas palabras quiero agradecer profundamente al equipo formidable de trabajo de la Secretaria de Cultura que ha puesto todo, no solo en estos días, sino en todas las semanas previas; y al equipo de producción y dirección artística con los que hemos trabajado codo a codo, y con los que hemos aprendido mucho, trabajando en equipo y con amor. Sin estos componentes, esto no sería posible.”

Luego de agradecer al equipo de trabajo, a las diversas áreas municipales, subsedes, auspiciantes, prensa y a la comunidad que continúa apoyando el evento como lo hicieron desde el año 2005, finalizó diciendo: “Durante 15 años, el Festival creó públicos, capacitó artistas a través de los diferentes talleres y puso a Rafaela en la escena nacional, trayendo lo mejor y lo último del teatro independiente. A partir de esta 16a edición, el Festival comenzó también a generar obras con los Laboratorios. El entusiasmo y compromiso que generó esta primera experiencia es inmenso. Nos moviliza, nos interpela y nos estimula a seguir y potenciando su efecto transformador.”

“Para terminar, quiero reiterar una frase que se dice en una de las producciones: Los sueños anuncian otras realidades posibles. Volver a poner a la ciudad en escena fue un sueño y entre todos y todas lo hicimos posible. Este festival es Rafaela.” 

Finalizado el acto oficial, se concretó la función de cierre a cargo de la compañía rosarina Academia del Humor con su hilarante “La medicina de Molière”, ante un cálido público que disfrutó de esta comedia, y a la espera de que el FTR22 vuelva a poner a Rafaela en escena.

Te puede interesar